VUELO DEL JESÚS DEL GRAN PODER  

En el año de 2.003 se cumplió el centenario del primer vuelo motorizado, y en el año 2.004 se cumplirán los 75 años del vuelo de los Capitanes Jiménez e Iglesias en el “Jesús del Gran Poder”

   Los años 20 y 30 del siglo pasado fueron muy fructíferos para los grandes vuelos de la Aviación Española.

      Una vez pacificado el territorio de Marruecos,  a lo que tanto contribuyo el entonces Servicio de Aviación, los pilotos, que estaban perfectamente curtidos, se dedicaron a programar vuelos que dieran lustre a las alas de España.

      Ya el año 1926 había sido prodigo en vuelos: El del “Plus Ultra” a Argentina, la “Patrulla Elcano” a Filipinas, y la  “Patrulla Atlántica” al Golfo de Guinea.

      En 1927 Lindberg haría el vuelo Nueva York-Paris sin escalas en un monoplano Ryan.

       En 1928 los aviadores Capitanes Ignacio Jiménez Martín y Francisco Iglesias Brague, se pusieron de acuerdo para recabar de la autoridad el permiso para efectuar un vuelo que batiese el récord de distancia que estaba entonces en 6.290 Km.

            Ignacio Jiménez procedía del Arma de Infantería y Francisco Iglesias del de Ingenieros. El segundo estaba considerado como uno de los mejores navegantes juntamente con Mariano Barberán.

            Para ello necesitaban un avión que fuese capaz de hacerlo y pensaron en el Breguet XIX que entonces era de lo más moderno que había en servicio en el mundo, y que Construcciones Aeronáuticas, S.A. (C.A.S.A.) fabricaba, bajo licencia en su factoría de Getafe, para la Aviación Militar. Como el de serie no tenia capacidad para ello pensaron en el “Gran Raid” que había desarrollado la casa diseñadora del avión pero que CASA no había fabricado nunca. El avión tendría que tener un radio de acción de 7.000 Km. o más y por tanto transportar 4.100 litros de carburante.

          La autoridad dio el permiso correspondiente y CASA se puso a fabricar los números de servicio 71 y 72 que serian Breguet XIX TR Bidón  (números  de CASA 41 y 42). El 71 resulto dañado en un accidente. El 72 seria el “Jesús del Gran Poder”.

         Los Breguet XIX de serie estaban dotados de los motores Elizalde-Lorraine A4-12Eb de 450 CV, pero a los 71 y 72 se les doto del Hispano Suiza 12 lb. de 600 CV.

            Ellos prepararon, en un principio, un vuelo hacia Cuba, pero la autoridad, en este caso el Coronel Kindelan, Jefe de la Aeronáutica Militar, les denegó el permiso ya que era mucho tiempo sobre el agua y les ordeno hacer los planes para un vuelo hacia el este. Hicieron los cálculos y desde Tablada debían llegar a Karachi (Pakistán) para batir el récord.

            Pero ellos no cejaron en su empeño y prepararon el vuelo a Cuba. Todo era cuestión de una vez en el aire poner rumbo Oeste en lugar de Este.

            El día 30 de Marzo de 1928 se procedía en Tablada a la bendición del Breguet XIX TR nº 72 con el nombre de “Jesús del Gran Poder”. Actuó de madrina S.M. la Reina Doña Victoria Eugenia.

            El día 9 de Mayo se presentaron las condiciones idóneas para partir, tanto hacia Oriente como hacia Occidente y decidieron salir al día siguiente, pero una niebla intensa en Tablada les estropeo los planes, dejándolo para el día siguiente.

            Al día siguiente la niebla aclaro un poco y se dispusieron para el despegue, pero como la bruma no había disipado chocaron en el despegue con un carro y el avión resulto dañado en el ala inferior teniendo que abortar el vuelo.

            Al hacer la inspección de los daños, el Jefe de la Base Comandante Guillermo Delgado Brackenbury , observo en la cabina de Iglesias que las cartas de navegación y todos los datos correspondían a un vuelo hacia Cuba y no hacia el este, dando cuenta de ello a Madrid al jefe de la Aeronáutica, que como medida cautelar cancelo el vuelo siendo amonestados los pilotos.      

            El día 29 despegaron hacia oriente, pero una serie de dificultades meteorológicas les hicieron desviarse de la ruta, entrando en Siria por Alepo y teniendo que tomar tierra, por avería de las válvulas del motor, en Basora (actual Irak). El record no había sido batido.

            Mientras que los pilotos esperaban la llegada de los repuestos en una base de la RAF, los italianos habían batido el récord con un Savoia S-64, volando hasta Natal y poniendo el récord en 7.188 Km.

            A todo esto se paso el tiempo apropiado para repetir el intento y ya se tuvo que esperar al año siguiente.

            Pero ya las cosas habían cambiado, y como los italianos lo habían hecho en esa dirección, el Jefe de la Aeronáutica les permitió seguir la misma ruta, solo que ahora debían alcanzar Río de Janeiro para poder batir el récord.                                                             

            El día 24 de Marzo de 1929 el “Jesús del Gran Poder” despegaba de Tablada rumbo a Río decorado en el fuselaje con dibujos de Martínez de León y Juan Lafita alusivos a su capitalidad andaluza, poniendo rumbo a la costa occidental de Africa que siguieron  hasta Dakar, donde se internaron en el océano.

            Se encontraron por el camino vientos en contra y una vez pasado el ecuador los alisios del S.E. que más que ayudar empujaban el avión hacia el Norte. Así se encontraron con el faro de Natal en el morro y siguieron ya la costa americana gastando mas combustible del deseado, por lo que al llegar a Bahía tuvieron que tomar tierra por agotamiento del mismo. El récord no había sido batido.

            Después ya el “Jesús del Gran Poder” hizo una gira hispanoamericana siguiendo hasta Buenos Aires y subiendo por la costa occidental de América del Sur hasta Panamá y finalizando el vuelo en Cuba. Allí el avión fue desmontado y subido a bordo del  crucero “Almirante Cervera” que lo deposito en Cádiz, donde, una vez montado, despego de la playa de la Victoria con destino Sevilla y más tarde Cuatro Vientos en Madrid.

         Respecto al vuelo a Cuba, lo harían cuatro años después Barberán y Collar en el “Cuatro Vientos” con fatal desenlace.

        Esta es, resumida, la gesta del vuelo. Veamos la filatelia que recuerdos nos ha dejado de el.

       Al año siguiente de la gesta ve la luz la serie aérea de Pro Unión Iberoamericana en la que los valores de 1 peseta en dos colores distintos, se ve en sendos medallones a Jiménez y a Iglesias, con el “Jesús del Gran Poder” y la ruta en su parte sudamericana.

       De esta serie se hicieron muchas reimpresiones que los filatélicos debemos rechazar.

       Hasta 1961 con motivo del L Aniversario de la Aviación Española no sale el valor de 3 pesetas alusivo al “Jesús del Gran Poder”.

Y ya en 1982  un aerograma recuerda también el evento.

Que yo conozca, en otros piases el vuelo no ha sido recordado, mas que nada porque el récord no se batió con éxito.

            Esperemos que el año próximo (2.004) se recuerde con decoro.

BIBLIOGRAFÍA

“ Grandes Vuelos de la Aviación Española” I.H.C.A.

“Enciclopedia de la Aviación Militar Española” Ediciones Quirón.

Foto Archivo Base Aérea de Tablada.

Artículo de Atalaya Filatélica cedido por José Vento Jiménez-Carlés

Volver  www.jaon.es